Promociones en la cocina fácil

viernes, 21 de abril de 2017


Receta de masa para pizza casera y natural

Vamos a preparar unas autenticas pizzas caseras, para no tener que gastarnos el dinero pidiendo las típicas pizzas con su propia base e ingrediente, que si bien suelen ser muy variados, queda mucho que desear en cuanto a la calidad de los productos y los ingredientes que utilizan, además de por supuesto, tener un precio muy elevado en relación a lo que nos puede costar hacerlas en casa.

Masa de pizza casera

Además contaremos con la ventaja de utilizar nuestros ingredientes caseros y de confianza, tanto para realizar la masa de la pizza, como a la hora de poner sobre la base los ingredientes antes de hornear; para los mayores, un plato clásico y sabroso, para los más pequeños, una gran diversión donde podrán poner los sabores que más les gusten, y para todos, un alimento sano, natural y hecho en casa, con ingredientes de primera.

Para esta receta sería interesante disponer de uno de esos robot de cocina que tanto tiempo nos ahorran y tantas facilidades nos dan, principalmente para hacer la masa de una manera más sencilla, limpia y no dejarnos los brazos dando forma a nuestra masa de pizza.

Para realizar una masa de pizza, y que nos salgan unas 16 porciones, necesitaremos los siguientes ingredientes:
  • 5 gramos de sal.
  • 10 gramos de azúcar blanca.
  • 190 centilitros de agua.
  • 10 gramos de levadura de cerveza.
  • 250 gramos de harina normal.
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva.

Lo primero que tenemos que hacer es disolver la levadura en un vaso con la mitad del agua templada y añadir una cucharada de azúcar; esperaremos a que de la mezcla salgan burbujas. Tamizamos la harina junto con la sal; si tenemos un robot de cocina, lo meteremos dentro del recipiente, mientras a velocidad lenta y en la posición de amasar, añadiremos la levadura y el aceite lentamente; después añadimos el resto del agua.

Si no tenemos robot, pondremos la harina con la sal mezclada encima de la encimera, y añadiremos en el centro la levadura y el aceite mientras mezclamos, añadiendo el agua lentamente mientras vamos amasando; el proceso de amasado manual además de ser más lento, es más exigente, teniendo que hacer la mezcla mientras añadimos los ingredientes con mucho cuidado, y esperar a que la masa tenga la consistencia adecuada sin parar de amasar en ningún momento.

La consistencia de la masa tanto a mano como si utilizamos el robot de cocina tiene que ser elástica y lisa; una vez conseguida haremos un bollo con la masa, la taparemos con un trapo seco y la dejaremos reposar media hora; después, ya podemos estirar la masa con un rodillo en el recipiente para horno, ya sea redondo o cuadrado; pondremos la base de la misma, ya sea tomate, queso, o ambas cosas y añadimos los ingredientes a nuestro gusto; horneamos con el horno a 180 grados durante unos diez minutos, y ya tenemos lista nuestra sabrosa y natural pizza casera al dente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario