Promociones en la cocina fácil

jueves, 5 de abril de 2018


Cómo preparar un helado de galletas

Helado de galletas
Definitivamente, el helado de galletas es uno de los postres favoritos de la familia, especialmente de los niños. A diferencia de lo que se puede creer, la masa o base de galleta es relativamente fácil de hacer, de hecho la puedes elaborar de las galletas que tengas en tu casa, lo importante es que sean de tu agrado.

Se trata de una receta muy sencilla, pues la mayoría siempre disponemos de galletas en casa. Muchas veces, sobre todo a los más pequeños, no siempre les gusta comer muy a menudo estas galletas, sobre todo con todas las galletas rellenas de chocolate que hay en cualquier supermercado, mucho más apetitosas que cualquier galleta normal.

La ventaja de este helado que te proponemos es que el helado lo prepararemos nosotros mismos, de ahí que el resultado sea un postre sin aditivos ni cantidades insanas de grasas saturadas que ofrecen la mayoría de helados que podemos comprar en tarrinas. De este modo, preparando este helado de galletas elaborarás una receta que gustará a toda la familia, permitiendo además que sus valores nutricionales sean los correctos, pudiendo comerlo durante varios días con toda la tranquilidad.

El sabor del helado lo determinará el ingrediente que añadamos. En nuestro caso vamos a añadir vainas de vainilla, pero puedes lograr muchos sabores añadiendo diferentes ingredientes, por ejemplo añadiendo zumo o extracto de fruta. En algunos casos incluso podemos probar a combinar varios sabores. Esto le dará mucho más sabor y una apariencia mucho más atractiva para el paladar.

Ingredientes necesarios
  • ½ litro de leche
  • 125 gramos de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • 6 yemas de huevo
  • 100 mililitros de nata para montar (esto puede ser opcional)
  • Galletas de mantequilla y chispas de chocolate (cantidad al gusto)

Preparación del helado de galletas

En primera instancia tienes que poner a calentar la leche con la vainilla y 100 gramos de azúcar, por otro lado deberás de empezar a batir las yemas con el resto del azúcar hasta que tome consistencia.

Toma un recipiente, verte las yemas y mézclalas con movimientos rápidos, una vez vuelve a verter la mezcla en el cazo y déjala cocer a fuego lento en tanto que remueves con una cuchara.

En un recipiente con hielo pon lo anterior y deja que se enfrié.

Ahora parte las galletas y mételas en la crema inglesa, agrega las chispas de chocolate mezclando todo bien.

Ahora mete el recipiente en el congelador y recuerda sacarlo cada media hora para moverlo y evitar que se cristalice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario