Promociones en la cocina fácil

miércoles, 31 de octubre de 2018


El pan de oro como ingrediente culinario

Oro y plata. Estos dos metales son los ingredientes estrella que se emplean cada vez con más frecuencia como colorantes alimentarios para engalanar los platos, dándoles un toque especial que hace que cualquier receta por sencilla que sea se convierta en una obra culinaria que entra por los ojos de los comensales. Este tipo de ingrediente lo podemos encontrar en el mercado ya sea en espráis para decorar de forma mas homogénea o en polvo, el más utilizado para decorar platos en ocasiones especiales.

Oro y azafrán

El polvo de oro, al igual que el de plata, es utilizado en la decoración de platos ya que ambos son considerados comestibles y su uso está permitido e incluido dentro de la lista de aditivos alimentarios autorizados en la unión europea. En un principio, este ingrediente tan especial ha sido utilizado en la gastronomía de alto nivel para dar a los platos un toque espectacular, pero poco a poco se ha ido introduciendo en los mercados y ahora es posible conseguirlo en tiendas especializadas sin ningún problema en varios formatos y precios.

La utilización de este ingrediente en nuestras recetas responde más una cuestión de estética que al gusto o sabor propiamente dicho, ya que su sabor es neutro. Su uso dará rienda suelta a nuestra imaginación y creatividad al preparar nuestros platos más especiales para hacerlos más sugestivos, dando a nuestras recetas de cocina un toque exclusivo para sorprender a nuestra familia o invitados.

Los platos estrella donde encaja a la perfección este ingrediente suelen ser los postres y la repostería; una brocheta de frutas bañadas en chocolate y decorada con unos copos de nieve puede ser una imagen increíble en tu mesa que dejara a todos con la boca abierta; unas trufas caseras colocadas en un bonita plato de barro, espolvoreadas con polvo de oro es simplemente una imagen espectacular.

Es importante tener en cuenta que no es un ingrediente barato; el precio medio de unos 50 gramos de este ingrediente y según el formato elegido puede rondar los 20 euros, pero también es interesante saber que la cantidad que necesitamos para conseguir el efecto que queremos es muy pequeña, y esa cantidad nos puede dar para decorar más de 50 platos diferentes.

Historia

El uso de oro como ingrediente en nuestras recetas de cocina no es algo que se haya puesto de modo recientemente; se tienen registros de su uso desde la época de los romanos donde se habla de tartas de gran tamaño recubiertas de finas laminas de pan de oro; también en Venecia alrededor del siglo XVI hay datos de unos dulces llamados mignardises cubiertos de oro; y es que incluso los chinos y los egipcios lo han utilizado durante siglos en la preparación de medicamentos al considerar este preciado metal beneficioso para la salud.

El oro para nuestra salud.

El oro no es considerado como un elemento necesario para la dieta de las personas a diferencia de metales como el hierro; es un metal no toxico y que no produce alergias, y considerado por muchos especialistas como portador de varios beneficios para nuestra salud mediante su ingesta, entre los que cabe destacar sus virtudes para ayudar a la eliminación de toxinas, así como el retardo del envejecimiento de las células. Incluso varios estudios han demostrado que su uso en medicina a través de oro inyectado ha demostrado ser 100% eficaz en el tratamiento de la artritis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario